Agosto 2019 #
Solvia Iconic

Puig de Ros, una urbanización entre acantilados, calas y playas de la Bahía de Palma

Urbanización Puig de Ros en Llucmajor

Es una urbanización compuesta por 20 viviendas unifamiliares pareadas en Llucmajor, en el sur de Mallorca, con piscina privada. La urbanización Puig de Ros se encuentra en uno de los emplazamientos más singulares de la isla, la costa de Llucmajor, en total 47 kilómetros de calas, playas y acantilados y a solo 15 minutos del aeropuerto de Palma–Son Sant Joan.

Está icónica promoción ofrece viviendas con cuatro plantas: sótano destinado a bodega, planta baja, planta primera y planta bajo cubierta. Cada unifamiliar consta de tres dormitorios y tres baños.

Las calidades son inmejorables e incluyen puerta blindada, armarios empotrados, calefacción, bañera hidromasaje en el baño principal, radiador eléctrico en los cuartos de baños, inodoros suspendidos en la pared y tanque oculto.

Todas las viviendas cuentan con piscina privada y se encuentran junto al campo de golf Maioris, que con 18 hoyos es uno de los más modernos de la isla. En el entorno, por su especial belleza y riqueza natural, hay numerosas rutas de senderismo y vías ciclistas para los amantes del deporte al aire libre.   

Urbanización Puig de Ros en Llucmajor (Mallorca)

Un litoral natural que combina playas y acantilados   

Puig de Ros permite disfrutar de una costa que se extiende a lo largo de 47 kilómetros, entre acantilados y calas. En el litoral se divisan aún las torres de defensa levantadas hace siglos por los mallorquines para protegerse de las incursiones corsarias, visibles en S’Estalella, el Cap Blanc, el Cap Enderrocat y Cala Pi.

La urbanización está a un paso de algunas de las calas emblemáticas de la bahía de Palma, como Cala Pi y Cala Blava, y a solo 15 minutos de las playas y del Club Náutico de El Arenal.

La histórica torre de Cala Pi, en Llucmajor

El municipio de Llucmajor lo fundó en el año 1300 el rey Jaime II, pero la zona fue habitada antes por fenicios, griegos, romanos y cartagineses. La riqueza patrimonial y cultural de Llucmajor se materializa en edificios como la iglesia de Sant Miquel o las pintorescas casas modernistas construidas a principios del siglo XX y que le dan un aire muy particular a la ciudad.

Un entorno natural y patrimonial de primer orden para una de las urbanizaciones más exclusivas que se ofrecen hoy en día en la isla de Mallorca.

 

Noticias relacionadas

4Vents, el nuevo residencial que comercializa Solvia

Top 10 Mirando al mar

Una casa con alfombra roja

<< volver